Investigación

Finalista del premio «Buscando el Norte Digital»

¡Hemos quedado finalistas en los sextos premios «Buscando el Norte Digital» a la mejor aplicación para dispositivos móviles. Mi aportación ha sido documental. He redactado la mayoría de los textos que hablan de los pueblos de Delibes. Pueblos de Valladolid, de Castilla y León, de otras regiones de España.

La aplicación Territorio Delibes pretende abarcar todos los ámbitos del escritor. Es muy completa y te permite conocer la vida y obra del escritor desde tu ipad.

Ejemplo: Si el viejero llega a Quero (Toledo) y se pregunta si por allí pasó Delibes, puede ir a la aplicación y buscar la respuesta. En 20 líneas le explico que estuvo cazando en las lagunas del pueblo.

 

Investigación de campo sobre Miguel Delibes

¿Por qué, dónde y cómo investigué el leguaje rural de Miguel Delibes?

El lenguaje popular-rural es el más importante de los lenguajes que aparecen en la narrativa de Miguel Delibes.

Popular lo aplicamos en el habla corriente a objetos, ideas, lugares, etc. que con el paso del tiempo se han hecho costumbre y cuyo destinatario y propietario es el pueblo, la gente.

Hablamos del lenguaje popular-rural de Delibes cuando nos referimos a todas aquellas palabras y expresiones de las obras del maestro que nombran aperos, objetos, paisajes, etc. que son propios de los pueblos (entendido pueblo como distinto de ciudad) y dan forma a su existencia.

 
Por qué 

Página a página, libro a libro, leí hace ya algunos años todas las obras de Miguel Delibes. Buscaba las palabras y expresiones rurales de su lenguaje para defender mi tesis doctoral sobre El discurso de carácter popular-rural en la narrativa de Delibes.

Mis raíces castellanas (de Valladolid y Palencia) y mi amor por el español me hicieron investigar con mucho empeño y alegría este lenguaje rural y, al investigarlo, estaba encontrando el modo de ser de los castellanos que se escondía detrás de su lenguaje. Encontré cerca de 1.500 voces y más de 1.000 expresiones. La mayoría de las palabras aparecían en el Diccionario de la Academia de la Lengua, pero había más de 300 que no, por ser localismos o palabras en desuso.