Poema fin de curso a mis alumnos de 1º ESO

Poema de fin de curso 1º ESO       Curso 2020-2021, SEK El Castillo

 

No me han dicho, no han pedido

que escriba una poesía

a mis queridos alumnos

al llegar la despedida.

“Querida coordinadora”

le dije hace muchos días,

“quiero escribir estos versos

ya que el curso finaliza”.

 

“Que estos alumnos merecen

un romance o una lira

un cuarteto, un serventesio,

un soneto o una silva”.

 

En este caso… un romance

como el juglar cantaría,

que no son un curso más

de los que tuve en mi vida.

 

Que todos ustedes caben

en diez estrofas seguidas

nombrándoles por su nombre,

el juglar así recita:

 

Nicole, Inés y León,

Alejandro y Ana Luisa,

dos Guillermos y dos Lauras,

Cristóbal y Katherina.

 

Candela, Natalia, Víctor,

Carlos, Ignacio y Elisa,

¿Los más bíblicos de todos?

Ángel, Marta y María.

 

Antonio, Juan y 3 Mauros,

2 Carlotas, Carolina,

Raquel, Alicia y Alonso,

continúan esta cita.

 

Varias Paulas, un David,

y uno que se llama Dylan,

otro Daniel y otro más,

Jorge, Manuel y Cristina.

 

 

Charlotte, Dolores y Claudia,

Marco, Javier, 2 Marinas,

Arianna, Rocío, Julia,

Jaime Ramos y Alisa.

 

Fernando, Álvaro, Rodrigo,

Gabriela y José Mª,

Óscar, Victoria, Valeria,

Galilea y 2 Sofías.

 

¡Ay las rimas se me acaban…

pues me voy con los García,

Daniela, Alberto, Gonzalo

Bruno y Rodrigo García.

 

Helena, Iker, Aitor,

Santiago Hernández García,

Alba, Sarah, Shiyu, Diego,

Modesto Murga García.

 

¡Qué bien viene el apellido,

de los llamados García,

que se me acaban los nombres,

que contienen una rima!

 

Sergio, Ángela y Gabriel…

tranquilos que ya termina

con don Juan y doña Inés

doña Inés del alma mía.

 

Tomo prestado este verso,

que así el Tenorio decía,

para acabar el romance

con tanta palabrería.

 

Todos juntos comenzamos

allá, a diez meses vista

cargados de asignaturas

y siempre una mascarilla.

 

Pocos cursos como este,

por eso esta poesía…

a estos buenos alumnos

que tuve en mi larga vida.

 

El verano es todo vuestro,

delante tenéis la vida,

aprovechad, disfrutad,

que este claustro no os olvida.

 

Jorge Urdiales Yuste, profesor de Lengua y Literatura