Cuando el galgo está blando de pies, www.revcyl.com

 ”Cuando el galgo está blando de pies”, en www.revcyl.com, Valladolid, enero 2011.

 http://www.revcyl.com/tribuna%20libre/La%20pagina%20de%20Jorge%20Urdiales.html

 

Cuando el galgo está blando de pies  (5-1-11)

 Poco después de la Virgen del Pilar de 2009 recibí una llamada de TVE, del programa “El escarabajo verde”. Joan Sella, uno de sus responsables, había dado con mi Diccionario del castellano rural en la narrativa de Miguel Delibes y andaba preparando un programa sobre el maestro. “El escarabajo verde” (TVE2) es un programa de medioambiente que se destina a todos los públicos. También a los especialistas, pero sobre todo para los que simplemente nos gusta el campo.

 

El amigo Sella quería hablar de Delibes sobre el terreno: el aire, el páramo y las gentes de Miguel Delibes, sin estudios de televisión de por medio que alejan el verdadero sentido rural del escritor. Me pidió entonces un lugar, un pueblo en donde situar el libro de Las ratas y yo le hablé de Castrillo Tejeriego, a 37 kilómetros al este de Valladolid, entre los valles del Esgueva y del Duero. Le expliqué que si cogemos el dibujo del pueblo que aparece en la página 3 del libro y la estampa que muestra Castrillo si uno viene por la carretera de Quintanilla, sólo tendríamos que cambiar el cementerio de sitio para tener dos fotos calcadas.

En un par de días de grabación mostré a los señores de televisión lo que todavía es el mundo rural de Miguel Delibes, con paisajes y personajes que dan vida a la Castilla del siglo XXI.

El sábado 30 de octubre de 2010 vieron cómo Chelo enciende la gloria en su casa, lo bien que toca las campanas de la iglesia José María de la Fuente, qué aperos emplea la familia de Esperanza para matar al cerdo, cómo vuelve a encender la Palmira el hachón en la iglesia después de tantos años y qué tiempo hace en Castilla y cómo interpretarlo de la sabia inteligencia rural de Fernando.

Para el domingo les había reservado un repaso general a los aperos de labranza de la mano de Afrodisio, jubilado labrador, y una jornada, corta, de caza, en compañía de Carmelo de la Fuente, experto cazador del valle del Jaramiel. Con sus galgas en el páramo, fueron saliendo términos de caza de los que emplea Delibes, el cazador Delibes. Y Carmelo fue explicando qué significaba cada uno de ellos. “¿Blando de pies?”, le pregunté a Carmelo y él nos vino a contar lo que yo escribí en el Diccionario del castellano rural en la narrativa de Miguel Delibes.

Allí relato que “blando de pies” aparece en Viejas historias de Castilla la Vieja, página 78 y el maestro escribe que el Sultán, el galgo del Ponciano, era blando de pies. Según mi investigación de campo, “blando de pies” es, en este caso, el galgo que se resiente de las patas al correr por piedras, rastrojo o monte bajo. E, incluso, añado la propia definición que me aportó el maestro el 9 de mayo de 2005, en carta manuscrita que conservo: “Se le lastimaban los pies con facilidad”.

El galgo, cuando ve una liebre en el campo, va ciego a por ella, pisando por terrenos que a veces no convienen a sus patas.

Castilla, a través de Miguel Delibes, vuelve a renacer en programas televisivos como el que comento y, por si alguien quisiera ver el programa que emitió la 2 el pasado 3 de diciembre, adjunto el link y que lo disfruten: http://www.rtve.es/television/20101203/miguel-delibes-paisajes-palabras/377616.shtml

 

www.jorgeurdiales.com